La tecnología de neutrones permite revelar el contenido de un amuleto medieval noruego.

10.04.2021

En 2018 se halló en Bispegata, en lo que en la Edad Media fue una de las calles principales de Oslo, Noruega, un amuleto de plomo doblado de apenas 27 mm de alto x 22 de ancho, y escasos 6 mm de grosor, a pesar de las dobleces. Los amuletos de plomo doblado sobre sí mismo son frecuentes en el mundo nórdico, del mismo modo que lo son las laminillas de oro órficas de la antigua Grecia o las filacterias con laminas de metal enrolladas con oraciones del judeocristianismo primitivo. La complicación de todos estos amuletos consiste en conocer su contenido, ya que en muchas ocasiones no se pueden desenrollar o desdoblar sin que las piezas se partan, dado su estado y su antigüedad.

Por ello, hace unos días se hizo público que Hatmurt Kutze, profesor asociado del Museo de Historia Cultural de Oslo, y su equipo decidieron probar, por primera vez, radiación de neutrones para obtener las imágenes del interior del plomo, algo que anteriormente sólo se había utilizado pare crear imágenes virtuales de papiros y pergaminos deteriorados. Ha resultado todo un éxito. Ello no sólo ha permitido una reconstrucción virtual dejando el amuleto intacto, sino que abren la puerta a su uso en otros tantos casos de amuletos sin descifrar por su condición enrollada.

La tomografía ha revelado 200 caracteres rúnicos, de carácter mágico religioso, que contienen además palabras de formación incoherente, como las llamadas palabras efesias de la magia griega, es decir, palabras enrevesadas y sin sentido destinadas a uso mágico, conjurador. Según la investigadora Karen Holmqvist del NIKU (Norsk Institutt for kulturminneforskning, el Instituto Noruego de Investigación del Patrimonio Cultural), Noruega se encontraba en el S. XIII en un punto donde el alfabeto rúnico y el latino aún convivían, pero ello no quiere decir que los que los utilizaran realmente fueran gente letrada, y menos en el contexto popular.

El latín de la Iglesia se consideraba una lengua divina, poderosa, y cuyo uso, a pesar del desconocimiento popular del mismo, era frecuente en la magia, a pesar de que las palabras usadas realmente no fueran ni latinas ni se le parecieran, pero sí sonaran semejantes, fluidas, repetitivas, enrevesadas, características propias de palabras mágicas. Lo mismo ocurría con las runas, que en esa época más que ser escritas eran copiadas, sin tener mucha constancia de su significado, o realizando una simple transposición. Las teorías que buscan un lenguaje secreto o codificado, como ocurre casi siempre en el contexto mágico-religioso de los amuletos, en este caso no pueden indagar en ello: si el amuleto se desplegaba, se perdía el mensaje, cuanto más al ser rúnico y grabado de manera algo tosca. Por todo ello es más probable pensar en algún tipo de protección sellada.

Un análisis más profundo de todos estos caracteres, así como de los del reverso de la lámina, más difícil de identificar a simple vista incluso mediante la técnica de neutrones, permitirán aprender más sobre la Noruega medieval y el pensamiento popular de la época.

En el siguiente enlace puede verse una publicación acerca de este logro:

https://www.aftenposten.no/oslo/i/6zQ1Er/ny-teknologi-avsloerte-innholdet-paa-amulett-det-hoeres-litt-magisk-ut

Pietro Viktor Carracedo Ahumada - pietrocarracedo@gmail.com